Ultimas Noticias

Pin It

Widgets

Breve guía para mantener tu pecera limpia y sana

Breve guía para mantener tu pecera limpia y sana
Tener una pecera en el hogar no se trata simplemente de alimentar a nuestros amigos acuáticos y colocarles accesorios divertidos. Para que prospere y se mantenga como corresponde, también es necesario limpiarla y darle mantenimiento. Te enseñamos cómo hacerlo.



Cuestiones básicas, pero importantes

Existen algunos puntos a tener en cuenta sobre la composición de cualquier pecera clásica. Duván Andrés Arboleda Obregón, tecnólogo en Acuicultura Continental, menciona en la revista electrónica de veterinaria REDVET que un acuario debería tener:

- Filtro

- Motor aireador

- Arena o piedras. La segunda opción necesita mayor limpieza, pero la ventaja es que a la hora de limpiar, no es tan escurridiza como la primera.

- Tapa, que puede ser de vidrio. Lo ideal es que no cubra toda la pecera, de modo que se produzca un intercambio de oxígeno, según indica el especialista. Es sumamente necesaria para evitar el ingreso de polvo. 

Consejo: si quieres decorar el hogar de tus peces, hazlo antes de introducirlos.

La importancia del filtro 

Una de las claves para que tu acuario se encuentre perfectamente limpio es el mantenimiento del filtro. Recuerda que su función consiste en recoger los gérmenes y no en eliminarlos. Además, aunque suene extraño, muchos poseen ciertos medios biológicos encargados de generar “bacterias buenas”, según el portal especializado Fish Channel. Por eso, cuando se utilizan filtros descartables, se desecha no solo la suciedad, sino también todo lo bueno que había allí. Una buena opción es que consigas uno diseñado para ser reutilizado, en lugar de reemplazado.

Mantenimiento del agua

Seguro quieres que se encuentre limpia y transparente. Para lograrlo, Obregón sugiere que la cambies constantemente, según el nivel de suciedad que tenga. Al removerla con una aspiradora para acuarios, el agua cae en un balde “y puede ser usada para el riego de plantas del jardín, ya que tiene heces de peces que sirven como abono”, detalla.

Es importante, además, que los cambios de agua no sean del 100%, ya que eso implicaría el traslado del pez, lo cual le ocasionaría estrés. “Lo ideal sería recambiar el 30% del agua cada semana o la cantidad necesaria semanal”, sugiere Obregón. 

Claves para la limpieza final 

Ya que has quitado una cantidad suficiente de agua, sigue estas recomendaciones del especialista citado.

- Prepárala con droga anticloro.

- Déjala reposar mínimo 10 minutos, idealmente cuatro horas; esto ayudará a que se asiente el cloro y a que no se encuentre tan fría al momento de ingresarla al acuario.

- Siempre usa guantes.


fuente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja tu comentario

Panorama Mundial Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema de Bim. Con tecnología de Blogger.